Emma Bi

EUGENIA TEJÓN (Moreda de Aller 1968). Artista interdisciplinar, profesora de música y licenciada en Musicología y Arte por la Universidad de Oviedo. Emplea diferentes técnicas, medios y soportes.

Es miembro de Mind Revolution, proyecto que explora nuevos espacios sonoros buscando la interacción con otras disciplinas artísticas y la colaboración con otros creativos. La obra sonora recurre a diferentes formatos como la instalación, el sound-videoart, el arte sonoro y la fonografía. Su obra ha sido difundida o presentada en Radio Clásica, Radio 3, Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, Instituto Cervantes de Berlín, MOMA de Nueva York, Factoría Cultural de Avilés, entre otros espacios y galerías de arte.

Paralelamente desarrolla el proyecto Emma Bi, interesado en el concepto de la post-fotografía y la fotografía artística, centrando su trabajo en el cuerpo como expresión y en la imagen vinculada al objeto como formato artístico.

Ha realizado varias exposiciones en Asturias y actualmente desarrolla una de las becas de artes plásticas de la Factoría Cultural de Avilés.

MÚSICA DE CAMARA

Música de cámara es un proyecto enmarcado dentro de la 1ª Semana Profesional del Arte de Oviedo y concebido a modo de instalación site-specific para la biblioteca del Seminario Metropolitano.

Se denomina “Música de Cámara”, dentro de la terminología musical, a aquella compuesta para un reducido grupo de instrumentos, en contraposición a la música de orquesta. El nombre viene de los lugares en los que ensayaban pequeños grupos de músicos durante la Edad Media y el Renacimiento. A esas habitaciones, no muy grandes, se les llamaba cámaras. 

Ese contexto ha sido siempre el marco donde se ha desarrollado la obra de las compositoras olvidadas por la historia. El acceso a las grandes infraestructuras musicales estaba fuera de su alcance. El concepto de mujer compositora relegada al mundo reducido de las “cámaras” privadas se traslada metafóricamente al espacio delimitado por las mesas de estudio de la biblioteca. Estas mesas son intervenidas con fotografías y otras pequeñas instalaciones realizadas con técnicas plásticas diversas, para recrear el mundo íntimo al que fueron relegadas las mujeres protagonistas de las imágenes. 

Por medio del collage digital, las fotografías originales se combinan con los retratos de archivo de las compositoras seleccionadas con el fin de cumplir unos de los objetivos esenciales del proyecto: familiarizar al público no especializado con el icono visual de la mujer como creadora y contribuir a crear una iconografía popular específica, del mismo modo que ya existe para los grandes compositores varones. El contexto histórico escogido es el de los siglos XIX y XX por la mayor accesibilidad a fuentes historiográficas directas, así como a imágenes de archivo en formato fotográfico. Una pieza sonora complementa la obra plástica.

ORGANIZA

COLABORA