Alba Escayo

Alba Escayo, Avilés 1981. Licenciada en la Bellas Artes en la Universidad Complutense continúa sus estudios de postgrado en Bolonia y en Belgrado. Escayo vive en Madrid y participa frecuentemente en exposiciones y proyectos internacionales. Colaboraciones con otros artistas e instituciones la han llevado a trabajar asiduamente en Singapur y en los Balcanes.

En su pintura explora técnicas mixtas y nuevos medios para plasmar obras vibrantes en las que a menudo se distinguen referentes de la naturaleza y el paisaje.

En su obra se produce una hibridación de símbolos naturales y culturales y encontramos un magma armonioso de iconos, trazos abstractos, palabras y grafismos. En el 2020 ha presentado su obra en el museo virtual MIA ART COLLECTION, participado en exposiciones colectivas como “14 DAYS STAY HOME NOTICE” organizada por Instinc Space Singapur y su última exposición individual, titulada “El viaje” ha sido en la Galería Lucía Dueñas de Oviedo a principios de este año.

PACÍFICO

Utilizo la metáfora del Océano para reflexionar sobre lo inmenso y lo ínfimo y su complementariedad. Desde la nostalgia profunda del mar y la memoria parte mi experimentación con este tipo de materiales.

Pacífico es una instalación compuesta de una pieza pictórica realizada en una vela de barco antigua y el sonido sutil del océano. Este proyecto es la consolidación de varios años trabajando sobre el tema del mar en una investigación a nivel matérico y conceptual. Me gustaría que la pieza se adaptara al espacio, ocupándolo de un modo único site-specific y teniendo muy cuidada la iluminación.

La intervención pictórica y el hecho de despojar al objeto de su función originaria crea infinitas posibilidades. 

La simbología y color están aun así ligados al mar, de manera que tanto el espectador como la obra se ven fuera de contexto reivindicando un mar y una memoria del oleaje. La poética del propio material y mi memoria fueron los hilos conductores para crear vínculos y relaciones a través del trazo pictórico. En la vela aparecen pigmentos, óxidos, pequeños trazos a modo de microorganismos y palabras. Lo inmenso vs lo ínfimo, me interesa la contraposición y el diálogo entre estos dos conceptos.

La pieza será instalada en un espacio transitable, donde se pueda establecer una interacción con la obra. La pieza y sonido evocan la sensación de espacio y tiempo detenidos y por ello situaría un gran banco minimalista blanco frente a la obra para observarla y escucharla.

ORGANIZA

COLABORA