El dúo “San Jerónimo” ambientó la muestra de Inés Iglesias, y José López Rubio presentó su performance entre obras de Urrusti y Escayo

Si de algo adolece el arte contemporáneo es de capacidad para enganchar al gran público. Galeristas y artistas repiten como un mantra que son pocos quienes acuden a las exposiciones o se atreven a entrar en la sala con la manida disculpa de “yo esto no lo entiendo”. Nadie les pide que lo entiendan sino que lo disfruten, que lo vivan. Y eso es lo que ocurre desde ayer en la fábrica de armas de La Vega con la primera Semana Profesional del Arte, que cuenta con el patrocinio de LA NUEVA ESPAÑA, que ayer arrancó y que se prolongará hasta el día 14. Al fin los artistas, los galeristas y el público se han encontrado en las mismas coordenadas espaciotemporales. Y eso ya es un éxito de esta iniciativa de la galerista ovetense Marta Fermín acogida por la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo que preside el concejal José Luis Costillas.

IR A NOTICIA